fbpx

por Mildred Real 

Carta a «mi yo futuro» en el bosque desde el ahora9 min read

por Mildred Real 

¿Quieres crear bienestar para ti e inspirar a otros? 

La comunidad de EcoInfluencers de la Red de Ecología Humana es para ti, únete y accede a contenido especial y personalizado, exclusivo para miembros..

¡Disfruta de una experiencia de conexión con la naturaleza que nunca olvidarás!

Este ejercicio te permite aprovechar la belleza y serenidad del bosque o de un entorno natural para reflexionar sobre tus metas y deseos. Practica ésta pausa reflexiva para 'enderezar las velas', cómo decía mi padre. Cuando haces este ejercicio, sincronizas tu voluntad con tu propósito de vida en una forma especial que marca un hito en tu mente y espíritu.

El hito es un evento significativo en tu vida, por eso lo puedes recordar siempre. También se conoce como un parteaguas. Es la marca de un punto de inflexión o cambio, en el que las cosas pasan de ser de una manera a otra de forma tal que puedes hacer referencia a ese hito para diferenciar como eran las cosas antes y como han sido después del evento.

Tú propósito, tus proyectos de vida, están en constante transformación. Si enfocas tu atención puedes percibir los cambios. Y, lo más importante es que si la transformación que sufren tus intenciones de vida no ha sido intencional. Este ejercicio te será de suma utilidad para ajustar el rumbo. Para tener claridad sobre tu mapa de ruta y hacer cambios conscientemente.

La Práctica de la "Carta a Mi Yo Futuro" durante un "Baño de Bosque" es una forma simbólica muy elocuente para abrir y sellar tu compromiso de vivir en armonía con la naturaleza.

Escribirte una carta para tu yo futuro te puede ayudar a reflexionar sobre tus metas y deseos a largo plazo y a comprender como puedes ajustar o crear un plan de acción que funcione. 

¿Qué es una "Carta a Mi Yo Futuro"?

Vamos a comenzar por describir qué es una "Carta a Mi Yo Futuro": Como puedes inferir, es una carta que escribes para leer en el futuro. Estás escribiendo una carta para ti que te enviarás simbólicamente al futuro. Pero lo interesante de este ejercicio va más allá de la curiosa idea de leer algún día lo que te estás planteando hoy.

Es una terapia potenciada por el acceso irrestricto que solo tú tienes a la intimidad de tus deseos, emociones, pensamientos, expectativas y metas.

Elige el lugar con anticipación

Para hacer este ejercicio, escoge un bosque cuyo sendero conozcas ó haz una visita de reconocimiento antes de tu evento para que puedas estar plenamente consciente de las características del sendero. Así velas por tu seguridad y evitas los contratiempos. 

Siempre que visites un área natural, camina por los senderos y las áreas designadas para caminar o reunirse. Así te aseguras de no perderte y de no afectar las especies protegidas.

Busca un lugar especial para sentarte a escribir. Un lugar que te inspire calma y serenidad. Puede ser junto a un arroyo, bajo la sombra de un árbol o bajo un claro de luz rodeado de vegetación. Un área tranquila que te ayude a conectar contigo y con tus pensamientos más profundamente.

Comienza un ritual de preparación

Conecta con la simplicidad de un paseo especial para tu tranquilidad, la forma en que puedas consentirte y tener comodidad es la correcta. Haz todo como te nazca, tu elige las solemnidades.

Es un gran día y lo quieres disfrutar al máximo, así que lleva ropa muy cómoda para la ocasión. Calzado cerrado y cómodo, aunque en el te sugiero conectar un poco más con tus pies descalzos; el calzado más apropiado para caminar en un bosque, debe ser cerrado, cómodo y que no resbale.

Siéntete libre de llevar lo que te hace sentir más emociones gratas cuando vas a escribir. Cuadernos, colores. Lo mejor son herramientas simples que te conecten con la naturaleza, como papel reciclado y un bolígrafo de madera.

Llevar un repelente para los mosquitos es muy recomendable, Inclusive si el equilibrio del bosque es tan perfecto que nunca has sentido a los mosquitos en tu piel, lleva un repelente. Y aquí sin ninguna duda, por ti y por la vida en el mundo, no uses repelentes que no sean naturales. Son una amenaza para tu salud.

También lleva, agua y frutas para mantener tu cuerpo hidratado y satisfecho en el camino. No vas a querer interrumpir tu terapia por una necesidad fisiológica, así que ámate mucho y haz todo lo necesario para estar plenamente consciente de lo que vas a experimentar.

También lleva un pequeño kit de primeros auxilios. Vendas, desinfectante, analgésicos, etc.

Invita a tu mente a disfrutar del proceso

Conectar contigo, para conectar con el bosque y adentrarte en el proceso de explorar tus deseos y emociones requiere de tiempo y espacio para que fluyan pensamientos poderosos sobre las metas y expectativas que tienes en la vida.

El bosque será el vehículo para conectar con tu propósito y la Carta un medio para comunicarte contigo mismo hoy y en el futuro. Elije un momento del día en que sientas que el bosque está en su máximo esplendor y reserva, al menos, 60 minutos de tiempo para ti. La luz suave de la mañana o la calidez del atardecer pueden ser especialmente inspiradoras. Dependerá de tus preferencias. 

Escribe la carta a tu "Yo Futuro"

Antes de comenzar a escribir, reflexiona sobre tu conexión actual con la naturaleza.¿Qué te preocupa, qué te inspira? ¿En cual ecosistema te sientes mejor? ¿Qué harías para mejorar tu relación con La Tierra?

Comienza escribiendo la fecha y con un saludo amigable, finalmente quieres hablarte con mucho amor y sentir ese amor que tienes ahora y en el futuro por ti allá en el futuro. 

Reconoce el entorno natural que te rodea y expresa tus impresiones en la carta. Así cuando te llegue el día de leerla recordarás cómo te sentías. Luego, reflexiona sobre tus metas y deseos a largo plazo.

Imagina dónde te ves en 5, 10 o 20 años. Describe tus aspiraciones personales, profesionales y cualquier otra área importante de tu vida. Escríbete lo que quieras decirte, solo tu tienes la pauta para ello.

Especifica en detalle tus intenciones

Detalla tus intenciones en forma clara y específica de tal forma que se relacionen con la naturaleza. Por ejemplo, si esperas ser más consciente de tu impacto en el entorno, menciona exactamente cómo planeas reducir tu impacto para cuidar de la naturaleza.

La intención quedaría manifestada así: "Mi intención es dedicar una hora semanal a eliminar acciones que afectan el entorno para fortalecer mi conexión con la naturaleza". 

Reflexiona sobre tus metas y deseos

Piensa en los pasos específicos que debes tomar para acercarte a tus metas mientras te relacionas con el entorno natural. ¿Cómo puedes incorporar prácticas sostenibles en tu vida? ¿Qué decisiones necesitas tomar para vivir en sintonía con la naturaleza?

Comunica tu sentir a la naturaleza

Comparte tus emociones y conexiones con la naturaleza. Escribe ¿cómo te sientes con la belleza del bosque? Mientras reflexionas sobre tu presente ten en cuenta el entorno que te abraza en el bosque . Descubre ¿qué te inspira de la naturaleza que te rodea? Y encuentra esa conexión divina con tu espiritualidad que te ayude en el proceso reflexivo del por qué te recargas con la naturaleza y cómo puedes metaforizar las ideas que vienen a tu mente con la forma en que se comporta tu entorno. 

Cuando digo metaforizar me refiero al don que todos tenemos de encontrar una similitud entre el movimiento de las hojas empujadas por el viento y una situación específica de nuestra vida. O cómo debajo de un árbol hay mucha sombra y a un paso está la luz.

Escribe en tu carta éstas emociones con las que el bosque se comunica contigo y  tú con él. Ejemplariza lo que es tu percepción sobre este momento de tu vida y lo que quieres hacer con ellas. Puedes escribir pasajes simples como. "Yo pongo en la luz mis proyectos"; "Canto como ésta ave para celebrar mis triunfos", en fin, que la creatividad te invada en medio de la naturaleza.

Finaliza tu Carta con tu compromiso

Cómo la carta es para tu yo futuro, culmina con un mensaje de ánimo para ti mismo. Destaca tu compromiso con tus metas y relacionalas con tus conexiones de protección, sintonía y respeto por la naturaleza. Ama tu propósito como amas a la naturaleza.

Menciona cómo integrarás el contacto con la naturaleza en tu vida cotidiana. Meditación, mindfulness, baños de bosque, y un largo etc. Activa compromisos y, deposita en ti la voluntad de tomar acción. 

La Carta a Mi Yo Futuro es una gran oportunidad para canalizar más energías hacia tu propósito. Es un compromiso contigo que vas a honrar marcando en el libro de tu vida una ocasión especial, así que déjalo por escrito para que en el futuro reflexiones sobre el por qué de lo que has escrito y lo cerca que estás de tus metas.

Lee en voz alta y reflexiona

Después de escribir la carta léela, de preferencia en voz alta porque tus palabras resuenan en el bosque. Te comunicas con el ecosistema. Te lo digo muy en serio, habla con los árboles. Ellos te escuchan y te entienden. Se conectan con todo tu ser y hablar en su presencia te ayuda a regular tus emociones.

Recuerda que tienes que estar plenamente consciente del entorno para que el baño de bosque sea parte de la experiencia.

Haz un alto en el camino para reflexionar sobre tus palabras y cómo vibran con la naturaleza que te rodea. Toca, siente, respira, huele, escucha, prueba, usa todos tus sentidos y conecta con tu esencia.

Sella el trato en complicidad con La Tierra

Para finalizar, da gracias por la experiencia. Siente el gozo del agradecimiento brotar desde lo más íntimo de tu ser. Abraza a un árbol, siente el amor, toca la energía, vibra al unísono con Gaía.

Guarda la carta en un sobre, escribe en grande la fecha del día en que volverás a leer la carta. Lo cerca o lejos va a depender de tu nivel de detalle y de cuando estimes que es buen momento para volver a "enderezar las velas". Tal vez un año, dos, o meses. Tú decides. 

Toca con ese sobre el suelo, báñalo con la tierra, toca una roca, el musgo, lo que más atraiga tu atención. Pero no toques tímidamente. Hazlo con todas tus energías. Saluda al bosque con tu fuerza y determinación por alcanzar tus metas y enfrentar los desafíos.

Siente como al tocar con tu mensaje a la naturaleza, celebras un acto simbólico de conexión y compromiso contigo y la Madre Tierra. Comienza a cumplir tus promesas para que en el futuro, cuando leas tu carta, te sientas honrado de cumplir las promesas más importantes de tu vida, las promesas que haces contigo mismo. 

Sobre la autora

Mildred Real


La Voz Latina de la Conservación. Apasionada en comunicar una visión integral de los beneficios de la conservación y protección de los recursos naturales. Creadora del EcoCoaching®. Su misión profesional y personal es inspirar una participación más amplia de los Latinos en el disfrute y defensa de los recursos naturales de América, para que procuren su Bienestar Natural­­™

>