Conciencia Plena, porque la naturaleza habla

Conciencia Plena, porque la naturaleza habla

Cuando la naturaleza habla, y tenemos conciencia plena, captura nuestra atención: admiramos el verde o sentimos el sonido de las olas en el mar. Disfrutamos del aroma de las flores o del rocío de la lluvia, nos llenamos de inspiración natural, nos contagiamos de la armonía y nos brinda bienestar.

¡No podía ser de otra manera, estamos íntimamente conectados! Pero no siempre internalizamos esto. No siempre apreciamos la forma en que la naturaleza se comunica. Como está ahí, si no la siento parte de mí, inconscientemente doy por hecho que siempre va a estar ahí.

Por eso eliminamos el verde sin sentir dolor, o nos ausentamos del mar; casi en la misma forma en que acariciamos las flores o bendecimos la lluvia. Al no ser premeditado, ninguno de los casos. Sino consecuencia de la relación inconsciente que tenemos. Los resultados son igual de inconscientes. En el primero, la desconexión nos agobia y; en el segundo, no alcanzamos a apreciar el bienestar.

Desaprender esos hábitos y concentrarnos en desarrollar otros, que nos ayuden a practicar la conciencia plena de lo que vivimos, puede ser de gran provecho para nuestro bienestar.

Conciencia Plena ¿por qué habla la naturaleza?

Porque nos ayuda a ser más humanos. Aquí están algunas de las razones por las que la naturaleza nos aporta el bienestar natural. Si estamos plenamente conscientes al apreciarla:

La naturaleza es… Celebración de la diversidad:

Apreciar la naturaleza. Más allá del simple acto contemplativo. Nos ayuda a entender que la diversidad es una forma de expresión de la belleza. La naturaleza no sería tan bella sin la diversidad. De hecho, no sería naturaleza. Sino, imagina un campo de girasoles. ¿Solo hay girasoles?- No. Hay abejas, mariposas y otros polinizadores que hacen vida en este espacio y contribuyen fundamentalmente a su desarrollo.

Infinidad de especies y de relaciones. De hecho, el girasol, parece una flor, pero es un conjunto de flores, unas liguladas y otras tubulares, que se conectan en un receptáculo plano.

La naturaleza es… Fuente de inspiración:

Detrás de su girar en torno al Sol, los girasoles nos inspiran a reconocer la ciencia y grandeza de la creación. Entonces, el pintor plasma la luz y enfoca sus girasoles en esa dirección. El artesano analiza la inflorescencia para darle realismo a su obra. Así como el ingeniero calcula con precisión los ángulos de inclinación de las florecillas; para imitar su perfección, haciendo más eficiente la instalación de los paneles solares.

La naturaleza es… Reflejo del Balance:

En la naturaleza, no todo son rosas ni todo son espinas, así como hay de unas, hay de las otras. No está llena de abejas, pero tampoco le faltan (mal ejemplo en estos tiempos). Así como tiene ballenas, tiene tiburones, pero también tiene peces de todos los colores. En sano equilibrio, cada uno en su medio, sin invadir el espacio de otros, relacionándose entre ellos y el entorno. A veces, en formas inadvertidas.

La hoja del mangle que cae en el océano alimenta a sus moradores, y el clima en el que se desarrolla la flor es moderado por el océano. La mariposa se revitaliza cuando cruza el mar en su inmensa migración y el ave costera se alimenta de sus peces. Vivimos de todo ello. Estamos todos conectados celebrando la vida.

Y a ti, ¿te toma en plena conciencia la naturaleza?. Eres como el jóven girasol, que baila en torno al Sol para seguir creciendo. Que aprecia todo lo que le rodea mientras danza de este a oeste. O, te quedaste como el girasol maduro; mirando para siempre hacia el este. Alimenta tu vida de la naturaleza, practica momentos de conciencia plena.

Solo tienes que vaciar tu mente por unos instantes, dejar de pensar en las circunstancias del día a día. Enfocarte por uno o varios minutos en ese momento de comunión con la naturaleza. Atendiendo el presente relajadamente. Alerta a cualquier fenómeno que te rodee para poder percibirlo y experimentarlo sin que intervengan tus emociones o tus conocimientos, sin juicios. Verás como tu mente, tu cuerpo y tu alma te lo agradecen.

Los sonidos de la naturaleza son inmensamente valiosos para el mindfulness, y cuando no estés en ella, puedes transportarte disfrutando de sus sonidos con música de relajación como Mindfulness Everywhere 101 Naturescapes for Mindfulness Meditation.

La Voz Latina de la Conservación. Apasionada en comunicar una visión integral de los beneficios de la conservación y protección de los recursos naturales. Creadora del EcoCoaching®. Su misión profesional y personal es inspirar una participación más amplia de los Latinos en el disfrute y defensa de los recursos naturales de América, para que procuren su Bienestar Natural­­™