Día de la Madre con la Madre Naturaleza

Día de la Madre con la Madre Naturaleza

Por supuesto que hoy es un día para sentir profundamente las relaciones humanas. De hecho es una de esas celebraciones mundiales con las que todo el mundo esta de acuerdo menos mi mamá que dice que el día de la madre es todo los días. Todos de una forma u otra, identificamos a una figura de la madre en nuestras vidas. Algunos padres son madres y ni hablar de tantas abuelas, tías, madrastras, nanas, vecinas o desconocidos. De alguna manera es parte de la naturaleza humana asociar con una madre a esa persona que todo lo da sin condiciones y aunque espera a cantaros llenos nuestro amor se conforma con gotas de rocío .

Así somos las madres, plenas de amor para dar, llenas de la sabiduría que nos da el instinto de madre y que se perfecciona con los años, somos fuente de vida y de paz, recurso infinito de bendiciones. Dispuestas a partir un día pero nunca para siempre porque con la bendición ser madre pariendo o no, Dios nos bendijo con el recurso de un amor que se siembra y crece por siempre en el corazón de sus hijos.

Pero esa relación que establecemos con esa persona especial que es nuestra madre está llena de matices no tan rosas. A veces, con o sin razón la entendemos y otras veces simplemente nos negamos a entenderla. Cuando nos conviene la cuidamos y recibimos todo lo que nos da. Cuando no se ajusta a nuestras exigencias ignoramos sus esfuerzos y algunos hasta tienen el mal tino de abandonarla. Ella muchas veces se resiente pero olvida, y está ahí siempre para dar. Para todo es intensa, la mayor parte de las veces llora de alegría como llora de tristeza y es que no puede ser de otra manera cuando la carga de amor es tan grande.

Un porcentaje muy alto de madres escucharan hoy frases de amor, otras estarán más ocupadas en el futuro que en el presente. Si de algo estoy segura es que todos deseamos que todas las madres sean felices hoy y siempre. Cada vez que disfrutamos del placer de dar nos contagiamos con la maravillosa energía del universo. Hoy quiero invitarte a disfrutar de ese placer de dar contribuyendo con hermanos que tal vez ni conoces ni conocerás.

Hay una madre que tenemos en común. La Madre Naturaleza que nos necesita a todos. Tal vez muchos tengamos el plan de entrar en contacto directo con ella un día como hoy. Mas de lo que a diario estamos conectados para poder vivir, ella nos da vida todos los días y es la estabilidad de todas las madres del mundo, incluso de todas aquellas que todavía no lo son. Así que dando por ella contribuimos con todas.

La Madre Naturaleza no tiene sustituto ella es la vida de este planeta y debemos coexistir, entenderla, apreciar sus esfuerzos y dejar el abandono porque como toda madre es intensa en todo y por este camino en el que sus fenómenos naturales se desatan con tanta intensidad podemos perdernos.

La Madre Tierra está viva y no hay padre, abuelas, tías, madrastras, nanas, vecinas o desconocidos que puedan proveer por ella. Nuestra fuente infinita de recursos y bendiciones nos necesita. Usar los recursos de La Tierra en forma racional y entender las relaciones entre lo que hacemos y lo que dejamos de hacer por ella y las consecuencias para nuestro bienestar natural nos ayudará a hacer de este un mundo mejor, un mundo mas justo en el que hasta las madres que no conocemos tengan como proveer a sus hijos y no menos importante, para que individualmente comulguemos con los elementos del planeta alcanzando el bienestar natural que es la armonía.

Felíz Día de la Madre con la Madre Naturaleza!

La Voz Latina de la Conservación. Apasionada en comunicar una visión integral de los beneficios de la conservación y protección de los recursos naturales. Creadora del EcoCoaching®. Su misión profesional y personal es inspirar una participación más amplia de los Latinos en el disfrute y defensa de los recursos naturales de América, para que procuren su Bienestar Natural­­™