FPL ASEGURA SALADO APAGON DEL AGUA ENTRE PARQUES NACIONALES

FPL ASEGURA SALADO APAGON DEL AGUA ENTRE PARQUES NACIONALES

La negligencia de la FPL en sus operaciones en la Planta Nuclear de Turkey Point, contamina las AGUAS SUBTERRÁNEAS del Sur de la Florida.

Después de considerar las evidencias y los hechos, la Corte en Tallahassee ordenó a la FPL y al Gobierno Estatal la limpieza inmediata de la Bahía de Biscayne y la corrección de las fugas de los canales de enfriamiento de la planta. 

El monopolio de la FPL está apagando el flujo de agua potable para cerca de 3 millones de personas en el Sur de la Florida que dependemos del Acuífero de Biscayne.

900,000 hogares dependen de la energía que genera la planta nuclear porque en la Florida no tenemos derecho a elegir nuestras fuentes de energía así que nuestro proveedor de electricidad solo pueden ser los actualmente instalados, en nuestro caso, la FPL.

¿Por qué en Florida hay Monopolio Eléctrico? ¿Cómo nos afecta?

  1. La Florida es uno de los 4 estados de la nación que PROHÍBE expresamente a sus ciudadanos y negocios la libertad de comprar ENERGÍA SOLAR directamente a terceros que no sean las compañías eléctricas lo que significa un monopolio energético.
  2. Florida es uno de los mayores PRODUCTORES de electricidad en el país, superado sólo por Texas en el 2014, pero todavía tenemos que traer electricidad de otros estados limítrofes para satisfacer la demanda.
  3. Aunque el consumo de energía per capita en Florida, está por debajo del promedio nacional, como estado, somos el 3º más grande de la nación en CONSUMO de energía y el 12º más alto en consumo per capita de ELECTRICIDAD residencial. (9 de cada 10 hogares depende de la electricidad como fuente primaria de energía.)

La contaminación de FPL también amenaza 2 Parques Nacionales de inmenso valor; el Parque Nacional Bahía de Biscayne y el Parque Nacional los Everglades, y con ello, considerando el valor de los bienes y servicios ambientales que brindan, también amenazan nuestro desarrollo y bienestar.

Inigualables escenarios de recreación, actividades turísticas y de recreación que sostienen nuestra economía, el sustento de las familias, y no pare de contar; la sensible fuente de agua potable de 3 millones de personas que dependemos del Acuífero de Biscayne.

Desde la sequía del 2014, la FPL hizo del conocimiento público que enfrentaba limitaciones en sus operaciones que eran atribuíbles al cambio climático que intensifica los florecimientos de algas y la hipersalinidad.

Con esos argumentos, podríamos pensar que también es en el mejor interés de la empresa, mitigar el cambio climático reduciendo las emisiones de dióxido de carbono. Pero la realidad es que es la única empresa que no permite que avance el comercio de energías renovables, porque es la única que tenemos.

Sus operaciones son tan cuestionables en Turkey Point que es la única planta en el país, autorizada por la Comisión Reguladora Nuclear de EE.UU. para operar en 4 grados por encima del límite de seguridad de 100 en sus canales de enfriamiento y aún así enfrentan problemas y nos causan problemas.

Además de todo, para mantener los canales de enfriamiento de los reactores nucleares dentro del límite especial de temperatura, el Distrito de Administración de Aguas del Sur de la Florida concedió a la planta de Turkey Point un permiso para que diariamente extraiga 100 millones de galones de agua dulce de los canales cercanos a la planta. Pero su negligencia en el manejo de operaciones y la falta de acción del Departamento, condujo a un dramático aumento de los niveles de fósforo y amonia en el acuífero bajo la Bahía de Biscayne.

Si, se entiende que las temperaturas siguen aumentando y seguir extrayendo agua para que los canales de enfriamiento no superen las temperaturas seguras no es una opción y a eso le sumamos que la fuga ilegal del agua contaminada de los canales aporta 600,000 libras de sal al delicado ecosistema de la Bahía y por consecuencia impacta la calidad del agua del acuífero de Biscayne.

Entonces, no hace falta ser un erudito en la materia para entender que en Florida necesitamos con carácter de urgencia reformar las leyes y abrir el camino al desarrollo de energías renovables como la solar que están siendo bloqueadas abruptamente por los intereses de quienes no han tenido en cuenta que podemos tener un tremendo e irreparable APAGÓN DE AGUA en el sur de la Florida, por evitar un apagón de energía,

¿QUIEN LE PONE EL CASCABEL AL GATO?

Necesitamos:

  1. Acciones concretas por parte de las autoridades locales aplicando las leyes en forma justa y equitativa. Se pueden delegar las tareas pero no las responsabilidades.
  2. Sancionar al Departamento por su inacción y reclamar la responsabilidad del Estado, estamos pagando por la empresa privada.
  3. Romper el monopolio energético en la Florida. Es evidente, que mientras dependamos de un solo proveedor para satisfacer nuestra demanda, las posibilidades de ejercer sanciones eficientes para evitar la contaminación estarán limitadas por nuestra incapacidad de poder prescindir de sus servicios.

La Voz Latina de la Conservación. Apasionada en comunicar una visión integral de los beneficios de la conservación y protección de los recursos naturales. Creadora del EcoCoaching®. Su misión profesional y personal es inspirar una participación más amplia de los Latinos en el disfrute y defensa de los recursos naturales de América, para que procuren su Bienestar Natural­­™